sábado, 6 de junio de 2015

Mi nombre es Khan: Una reflexión desde la Clase de Religión. Ficha de Trabajo

 

Durante el presente curso he visto en clase Mi nombre es Khan, (Karan Johar, 2010), una producción bollywoodense que aborda algunos temas muy actuales relacionados con la asignatura de Religión: la tolerancia y el diálogo interreligioso, la convivencia, el perdón,  la solidaridad, etc.

Una historia en tres partes

La trama puede dividirse en tres partes: una primera que abarca la infancia y juventud del protagonista, Rizvan Khan, un joven musulmán indio que padece una modalidad de autismo llamada "Síndrome de Asperger". A la muerte de su madre viaja a Estados Unidos a reunirse con su hermano y se dedica a trabajar como comercial de productos de belleza. Conoce entonces a Mandira, una joven hindú divorciada y con un hijo adolescente, logrando casarse con ella, venciendo así los prejuicios en torno a las uniones entre hindúes y musulmanes.

La historia da un giro inesperado cuando ocurre el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York (Septiembre del 2001). Los Estados Unidos se declaran en guerra contra el régimen talibán de Afganistán y el islamismo radical. En este contexto la comunidad musulmana comienza a padecer el fuerte rechazo social de sus vecinos. La familia de Khan no escapa de esta situación, que tiene repercusiones incluso en su economía. El hijo de Mandira sufre el acoso de sus compañeros de instituto. La tensión llega al extremo cuando el chico recibe en una cancha una brutal paliza que acaba con su vida. 
La última parte de la película comienza cuando Mandira, bajo el shock emocional de la violenta muerte de su hijo, expulsa a Khan de su casa, diciéndole que sólo puede regresar cuando vea al Presidente y le diga que él no es un terrorista. Se inicia así un largo periplo del protagonista por las carreteras de Estados Unidos intentado cumplir el objetivo que le propuso su esposa. Varios hechos van jalonando su camino, conoce a una mujer y a su hijo en un poblado del sur, participa en una ceremonia cristiana, es confundido con un terrorista, arrestado, y finalmente puesto en libertad. Cuando parece que se va acercando a su meta, se desvía para ayudar a sus amigos del sur, cuyo poblado ha sido destruido por unas inundaciones. Su acción solidaria despierta la admiración de muchos, llegando su caso a la opinión pública.

Después de recuperarse de un intento de asesinato por parte de un islamista radical, en la última escena Khan, de nuevo con Mandira, logra por fin ver al Presidente y decirle la frase tantas veces repetida "Mi nombre es Khan y no soy un terrorista".

Gente buena, que hace cosas buenas; gente mala, que hace cosas malas

Todo el guión de la película parece resumirse en una frase memorable que le enseña la madre al joven Khan para explicarle que no hay diferencias entre hindúes y musulmanes: "Sólo hay gente buena, que hace cosas buenas y gente mala, que hace cosas malas" 
Son las acciones concretas que realizan las personas las que definen su talante moral, más allá de sus diferencias religiosas o culturales. Esta idea me hace recordar las veces que Jesús puso como ejemplo a los samaritanos, precisamente por sus buenas acciones. El ejemplo clásico sería la Parábola del Buen Samaritano (Lc. 25, 10-37).

¿Son iguales todas las religiones?

Viendo la película con los alumnos, se suscitó el tema de las diferencias entre las religiones. Algunos chicos, influenciados por ciertas tesis relativistas que van cundiendo en occidente, afirmaban que da lo mismo ser cristiano o musulmán o hindú, que lo importante es hacer el bien a los demás, trabajar por la paz, ser solidarios, etc. La idea parece atractiva: una igualdad religiosa que anulara las diferencias entre nosotros, sin que ninguna religión tenga la pretensión de presentarse ante las demás como la única verdadera.

Respetando la libertad de conciencia, y el derecho de cada quien a vivir conforme a sus creencias, sin negar tampoco los valores espirituales y humanos que hay en otras tradiciones religiosas, como cristiano no puedo menos que afirmar que en el misterio de Jesús de Nazaret se nos ha dado la plenitud de la revelación de Dios en la historia. Por Jesucristo, y en Jesucristo, el hombre alcanza su identidad más profunda, hijo de Dios y hermano de los hombres. En él la humanidad entera es reconciliada con el Padre y los hombres derriban los muros del odio que han construido entre sí. 
La Iglesia promueve el diálogo entre las religiones y la tolerancia, defiende el derecho a la libertad religiosa y de conciencia, valores todos ellos inherentes a la dignidad humana, pero lo hace desde su propia identidad, convencida de que ella es depositaria y anunciadora de la gracia de la salvación para hombres y mujeres de toda raza, lengua, pueblo, y nación,.... porque Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad (1 Tim 2,4)  

Enseñemos a los alumnos a valorar y respetar todas las religiones, a dialogar con otras cosmovisiones del mundo, pero sin dejar de señalar que los cristianos estamos convencidos que en nuestra propia tradición religiosa se encuentra la revelación/salvación plena de Dios en la historia, y también del ser humano y de su dignidad.                                                    
                                                                                                                        
Escribo esto y no se me quita de la mente la situación de hostilidad y franca persecución que padecemos los cristianos en los países de tradición islámica, agravada en estos últimos meses por los avances del grupo denominado Estado Islámico (EI), especialmente en países como Siria e Irak. 

Y todo ello frente a la mirada indiferente de occidente.

Material didáctico

Recomiendo esta película para 3º ESO y 4º ESO, y también para 1º Bachillerato. Puede ser un buen recurso para abordar en clase temas relacionados con las religiones en el mundo de hoy, la tolerancia cultural y religiosa, y también el valor de la solidaridad. 

Para el trabajo en el aula con los alumnos he preparado una ficha de preguntas que puede ser útil adaptándola a los distintos cursos y contextos. También les comparto un dossier didáctico muy completo editado por la Fundación Ayuda contra la Drogadicción (FAD)







8 comentarios:

  1. Marcelo muy interesante me he entusiasmado para ver la película la apuntaré un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Beatriz, te la recomiendo de verdad vale la pena,... Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Estimado Marcelo! Paz y Bien.
    Gracias por compartir este material sobre una película muy interesante, no sólo por la temática religiosa, sino por el protagonista y sus circunstancias personales, pues yo tengo en la actualidad dos alumnos "asperger". Un material a tener presente para el curso próximo!!

    Espero que tengas un buen fin de curso y un muy feliz verano.

    Un abrazo fraterno.

    José Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo, la verdad que vale la pena trabajarla en clase porque toca muchos temas importantes en nuestra asignatura. Un abrazo fuerte al finalizar el curso, y también te deseo un feliz verano. Saludos desde Canarias

      Eliminar
  3. Muchas gracias Marcelo por todo este material, creo que será de mucho provecho paramis alumnos

    ResponderEliminar
  4. Marcelo muchas gracias. El material es muy interesante, te agradezco enormemente el colgarlos en la red. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo la estoy viendo ahora, en 4.d ESO y bach, un abrazo, usaré tu info y te citaré, gracias.

    ResponderEliminar