sábado, 30 de junio de 2012

¡ EMPIEZAN LAS VACACIONES !


Formalmente hablando, hoy comienzan mis vacaciones. Al llegar a casa esta tarde, quizás por el vértigo laboral de estos últimos días, tenía una sensación algo extraña, como si todas las tensiones del final de curso me asaltaran de pronto, diciéndome: ¡eh, cuidadito, no te relajes!,… a ver, a ver, ¡seguro que te falta algo!,… No, no, me he dicho enseguida, defendiéndome, todo está entregado, ¡estoy de vacaciones!,…

Después de la siesta, un poco más larga de lo habitual, he mirado la montaña de papeles apilados sobre mi mesa,…y he vuelto a experimentar la misma inquietud, ¿entregué todo?,…Sí, Marcelo, ¡venga, ya!,… ¡Finish!,…y fijando mi atención de nuevo en el espectáculo de mi habitación, he pensado: ¡habrá que poner orden aquí!

Con un cafecito vespertino humeando junto a mí, he dado comienzo a la limpia: papeles de reciclaje, a la izquierda; papeles para archivar, a la derecha; otros papeles, de este lado,… y nada, después de unos minutos, me doy cuenta que no lo consigo, que sigo tenso, preocupado,… ¿qué hago?,… necesito darme un respirito, ¡ya está!, voy a orar un poco, despacito, y sin prisas,…

Dicho y hecho, me siento sobre la cama, y le digo al Señor: ¡parece qué es verdad, terminó el curso y estoy de vacaciones!,…y lo mejor que puedo hacer en este momento es ofrecerte mi cansancio y darte las gracias por todas las bendiciones, que no han sido pocas, que he recibido de ti durante el año escolar 2010-2011:

Por cada uno de los alumnos y alumnas que me has confiado, gracias, Señor, gracias.

Por los compañeros y compañeras profesores de mi instituto, gracias, Señor, gracias.

Por la gracia de cada clase, por la alegría de estar de pie, frente a la pizarra, dando el callo, gracias, Señor, gracias.

Por los momentos en que me he sentido inspirado, por las palabras de aliento que he recibido en el camino, por todo lo que he aprendido durante el curso, gracias, Señor, gracias

Por los momentos de dificultad, por las situaciones adversas sorteadas durante la travesía, gracias, Señor, gracias.

Por todas las actividades que pude realizar con los alumnos y alumnas, especialmente por el regalo del viaje a Lanzarote, gracias, Señor, gracias.

Por mis queridos compañeros profesores y profesoras de Religión, por mi zona de Granadilla, por la fraternidad que he compartido con ellos y ellas, por su amistad, gracias, Señor, gracias.

Por esta gracia singular de ser profesor de Religión, en esta época de la historia, en este país y ciudad, con estos hermanos y hermanas, gracias, Señor, gracias.

Padre, en el nombre del Señor Jesús, te ofrezco con alegría este tiempo de las vacaciones, que tu paz y tu bendición me acompañen, y que en todas las cosas tu Espíritu Santo me guíe para hacer siempre tu voluntad. Amén.

Inmerso ya en uno de esos largos anocheceres del verano, y mucho más relajado, me he dado cuenta que he de descansar en el Señor. Él ha prometido ayudarnos con la carga de cada día, y aliviarnos.

Sí, hermano, hermana que esto lees, te invito de corazón: pon tus cargas a los pies de Jesús. Por grande que sea nuestra preocupación, el amor que el Señor nos profesa es siempre mayor, él visita los corazones afligidos y agobiados, y los cura con la medicina de su paz, y nos da fortaleza y sabiduría para seguir adelante.

Y con estos sentimientos de amor y de gratitud, habiendo puesto la mirada en el Señor, y confiándole a él todas las cargas, me he dedicado a holgazanear un ratito, y entonces, sí, mira por donde, he experimentado que de verdad empiezan mis vacaciones.

En sintonía con lo dicho, aquí les regalo un vídeo muy simpático, con la conocida canción Dont worry, be happy, cantada por Bobby McFerrin. La versión original es de Bob Marley, el emblemático cantante jamaiquino, un icono de la cultua reggae. Bueno, sea como sea, creo que el mensaje, más allá de su tono paródico, tiene un fondo muy, pero muy serio, ...

video


lunes, 25 de junio de 2012

Curiosidades: San Juan Bautista y el origen de las notas musicales


Esta tarde he descubierto que las notas musicales tienen su origen en un antiguo canto gregoriano, escrito en honor de San Juan Bautista, el precursor del Señor, cuya festividad celebramos el pasado 24 de junio.

Guido D´Arezzo
Se trata del himno litúrgico Ut queant laxis compuesto hacia el siglo VIII, y atribuido a Pedro, El Diácono, el cual tiene la particularidad de que cada frase musical comienza con una nota superior a la que le antecede.

Una característica que observó Guido D´Arezzo, monje benedictino del siglo XI, por lo que a partir de las iniciales de la primera estrofa de dicho canto, estableció la nomenclatura occidental de las notas musicales: UT (DO)-RE-MI-FA-SOL-LA-SI.

A este sistema Guido D´Arezzo lo denominó solmización, y es la base de nuestro actual solfeo.

Posteriormente, en el siglo XVII, Givanni Battista Donni, sustituyó la nota UT, por el actual DO, ya que al terminar en vocal se facilitaba el solfeo. Probablemente el DO procede de la palabra latina Dominus

Nota Texto original en latín Traducción
Ut - Do
 Re  
Mi  
Fa  
Sol  
La  
Si
Ut queant laxis  
Resonare fibris  
Mira gestorum
Famuli tuorum
Solve polluti
Labii reatum  
Sancte Ioannes.
Para que puedan exaltar 
a pleno pulmón
las maravillas
estos siervos tuyos perdona la falta de nuestros labios impuros San Juan.

La nota SI, que parece derivarse de Sancte Ioannes, no formaba parte de la afinación en hexacordos de la época, por lo que fue añadida posteriormente, probablemente por Anselmo de Flandes, a fin de completar con siete notas la escala diatónica. 



Lo expuesto es un testimonio más de como la historia de la música occidental ha ido de la mano de la  Religión cristiana.

Al leer el texto del himno, aunque no se sea cristiano o cristiana, nos surgen interrogantes sobre el personaje en cuestión llamado Sante Ioannes: ¿quién es?, ¿por qué se celebra su festividad?, ¿qué dice la Biblia sobre él?, etc.

Alguien podrá decirnos que no es necesario hablar de esto en clase,... Más yo me pregunto: ¿Cómo comprender un himno que ha dado origen a la nomenclatura de las notas musicales desconociendo su contenido religioso

Sin la experiencia de siglos de una comunidad que ha celebrado su fe con este himno, el Ut queant laxis no tiene sentido.

Precisamente, la asignatura de Religión, entre otros aportes,  favorece que el alumno o la alumna, al conocer los contenidos de la revelación cristiana, y del hecho religioso en general, comprenda mejor, y más cabalmente, las manifestaciones de su propia cultura occidental.

Mientras reflexionamos estas cosas, les invito a orar con este hermoso canto gregoriano, que se  infunda en nosotros la gracia que se nos ha dado en la persona de Juan Bautista:  reconocer a Jesús de Nazaret como el Mesías, el Hijo de Dios bendito que ha venido a salvarnos y a bautizarnos con agua y Espíritu Santo. Amén.


sábado, 23 de junio de 2012

Cómo recomendar libros cristianos a no creyentes: 5 consejos de una ex-atea

Lector en el parque - Pablo Gallo

¿Tiene sentido regalar libros cristianos a amigos o parientes que ni siquiera se hacen las preguntas existenciales básicas? ¿Es mejor regalarlos o recomendar que los consigan en la biblioteca? ¿Cualquier momento es bueno para entregar un buen libro? Jennifer Fulwiler, que entró en la Iglesia en 2007 después de 2 años de lecturas intensas, tiene su opinión. 

 Jennifer Fulwiler era una joven atea norteamericana, bloguera y apasionada de Internet, que decidió dedicar un tiempo a explorar la fe cristiana. Lo que inició todo el proceso fue comprobar que su marido era, sorprendentemente, inteligente y creyente en Dios (aunque bastante anticatólico en esa época). Jennifer abrió un blog en 2005 para debatir temas de fe y también temas ligados al aborto, el derecho a la vida y la familia, que le interpelaban. Al final, en 2007, con 33 años, ambos esposos aceptaron la fe católica. Hoy tienen cinco hijos. Explica su historia de conversión en su web ConversionDiary. 

El camino de Jennifer fue, sobre todo, intelectual. Además de Internet,ella misma explica qué libros le ayudaron a aceptar que la fe era razonable y, más aún, que era verdadera. 

The case for Christ, del ex-ateo Lee Strobel fue el libro que desde julio de 2005 le hizo centrarse en un tema: Cristo y los cristianos, frente a otras posibilidades religiosas. A continuación leyó "Mero Cristianismo" (cuya influencia en el siglo XX y XXI analizamos aquí). Centrándose en el catolicismo, leyó "By what authority?", del ex-protestante y divulgador Mark Shea. Amplió información en "Catholicism for Dummies" (en el popular formato de "libros explicados para que cualquiera lo entienda"). Después abordó el material oficial: ¡el Catecismo de la Iglesia Católica! Lo combinaba con "Making senses out of Scripture", un libro de Mark Shea sobre cómo entender la Biblia. A continuación: ¡sexo católico! Más en concreto, el libro de Christopher West que explica la teología del cuerpo de Juan Pablo II y sus bases bíblicas y antropológicas de forma amena y apasionada: "The good news about sex and marriage". Y ya creyendo en Dios, "El Hombre Eterno", de G.K. Chesterton le hizo gritar: "sí, exacto". 

Edith Stein o Ignacio de Loyola 

Edith Stein
Que los libros son útiles para encauzar una conversión no es cosa que se dude. La filósofa agnóstica Edith Stein cambió cuando leyó un libro de Santa Teresa de Ávila en casa de unos amigos: llegaría a ser Santa Teresa Benedicta de la Cruz. El mismo San Ignacio convalecía de una herida de guerra cuando leyó, al principio con desgana, la Vida de San Onofre, en unas vidas de santos que le dejaban sus cuidadoras diciéndole que "no hay nada más para leer, no tenemos novelas de caballerías". Así surgirían los jesuitas. Los casos de libros influyentes en la fe son incontables. 

Ignacio de Loyola
Mucha gente escribe a Jennifer preguntando qué libros deberían comprar para regalar a sus seres queridos que no han tenido la experiencia de tratar con Cristo. 

Pero Jennifer plantea que deberíamos plantearnos más bien cómo hacer llegar libros a esas personas. Y con realismo señala un primer punto: igual que no aceptas consejos ni libros sobre dietas si antes no te has empezado a cuestionar tu dieta o tu peso, hay que tener una mínima inquietud, una apertura al tema, para recibir información sobre Dios y Cristo... 

 Por eso, Jennifer da 5 cinco consejos: 

 1) Conoce bien el itinerario espiritual de la persona. 

 A menudo, es más útil para el evangelizador simplemente hacer preguntas y escuchar a la persona, que darle respuestas que aún no puede apreciar. "Si te dicen algo con lo que no estás de acuerdo, en vez de decirle que se equivoca, pregúntales cómo llegaron a esa conclusión. Cuanto mejor entiendas cómo tus seres queridos han llegado a su creencia actual, mejor equipado estás para saber qué libros les serán de ayuda". 

 2) Encuentra autores que utilicen su lenguaje 

Un ateo bohemio y pintor es distinto a un ateo biólogo molecular. El temperamento de las personas es muy distinto y requiere libros distintos, testimonios o argumentos o autores diversos. Lo que mejor es que el libro utilice un lenguaje similar al que la persona suele utilizar. 

 3) No le compres el libro: anímale a conseguirlo 

"Todos tenemos vidas muy ajetreadas y los libros regalados, especialmente cuando quien los da está ansioso por hacértelo leer, nos hacen sentir como si nos hubieran endosado otra tarea más por hacer. Además, una regla de marketing bien conocida es que la gente aprecia más aquello que le ha costado algo. Así que recomiendo animar a tus amigos o parientes a conseguir ellos mismos el libro, comprándolo o pidiéndolo en la librería. Quizá, en el proceso, se anima a adquirir más". Eso no significa que nunca haya que prestar libros, pero no es lo ideal. 

4) Espera hasta que llegue el momento de hacer llegar el libro 

 No suele ser buena idea, en el calor de un debate, entregar un libro gritando: "mira, lee esto y verás lo equivocado que estás". No hay que entregar libros movidos por la impaciencia, el orgullo del tertuliano u otros motivos inadecuados. La paciencia y la suave sugerencia del Espíritu Santo son guías más adecuadas. ¡Hay que saber esperar! 

 5) Sobre todo, reza 

 Al fin y al cabo, la conversión siempre es una obra del Espíritu Santo por caminos que Él conoce. "No importa cómo compartamos nuestra fe -recomendando libros, contando nuestro testimonio o siendo imagen de Cristo en nuestra vida diaria- siempre deberíamos empezar y acabar con una oración".

Pablo Ginés/ReL

jueves, 21 de junio de 2012

Los ateos también aprueban Religión


Esta mañana en el instituto le comentaba a un compañero sobre un alumno de 1º ESO que, lamentablemente, había suspendido la asignatura de Religión. Su respuesta, medio en broma, fue inmediata: 

- ¿Qué? ¿Es un ateo?,....jjijji

A lo que respondí:

- No tiene nada que ver si es creyente o no. Ello no entra en los criterios de evaluación y de calificación establecidos en la programación de la asignatura, sino que el chico no logró alcanzar el nivel competencial mínimo exigido para aprobar, en base a los contenidos curriculares trabajados durante el curso, y las actividades de evaluación realizadas. Y nada más.

Lo reconozco, he podido pasar del comentario, ¡lo hago tantas veces!, y responder cualquier cosa,...pero a veces me canso,....y pienso, de vez en cuando conviene clarificar las cosas, con buenos modos, eso sí, pero con rigor técnico, con elegancia semántica.

Mi compañero me miró socarronamente, e insistió:

- Vale, vale,...sí, sí, me vas a decir que los ateos aprueban Religión,...

Con un tono más distendido, repuse:

- Por supuesto, si el alumno o la alumna se considera creyente, ¡hombre!, por supuesto que eso ayuda a comprender mejor los contenidos de la asignatura,... pero te aclaro que la clase de Religión no es catequesis, por lo que no presupone la fe del educando, sino que es una exposición sistemática de la revelación cristiana, y del hecho religioso en general, en diálogo con las ciencias y con la cultura, y acorde a la psicología evolutiva del chico o la chica,...

Y agregué:

- De hecho, tengo alumnos y alumnas de los últimos cursos de la ESO y, especialmente, del bachillerato, que se me han declarado en clase como no creyentes, o en búsqueda de una definición personal frente al problema de la existencia de Dios,...déjame decirte que la clase de Religión les llega a interesar porque es un espacio académico serio donde se abordan con libertad, y con respeto, estos temas, donde pueden formar libremente su propia conciencia, y plantear sus preguntas, y aprender a ser tolerantes, y a convivir con quienes mantienen una visión distinta de la realidad.

Si llegan a ser creyentes -continué- o se reafirman en su opción por no creer, es un asunto estrictamente personal. Como cualquier alumno o alumna tienen que participar en la dinámica de enseñanza-aprendizaje de la asignatura, adquirir las competencias básicas, y ser calificados en base a la realización de las actividades de evaluación que se les propongan. Ni más ni menos.

Y te diré, - concluí- mi experiencia ha sido que la mayoría de mis alumnos o alumnas ateos logran mejorar su nivel competencial en cuanto al conocimiento y comprensión del hecho religioso, y cristiano, por lo que logran aprobar, algunos con muy buena nota, la asignatura de Religión.

A lo dicho, sólo acertó a decirme:

- Venga, Marcelo, tu siempre te tomas todo muy en serio,...Vamos, ¡te invito un cortado!,...y que no se hable más,...

@MarceloMartín

miércoles, 20 de junio de 2012

Emil Nolde: expresionismo y religión

La crucifixión

Entre la variedad de temas de la obra de Emil Nolde (1867-1956), pintor alemán expresionista, sobresalen sus cuadros religiosos, muchos de ellos centrados en escenas del Evangelio, con Jesús de Nazaret como protagonista.

El paraiso perdido
Contemplándolos nos damos cuenta que lo religioso está presente en la crisis del hombre moderno.

El expresionismo  buscó reivindicar el valor de lo subjetivo en el arte, la plasmación de la visión interior del artista- la expresión-, liberando la mirada del objetivismo naturalista, o de los límites impuestos por la simple impresión sensorial.

Esta búsqueda no estuvo exenta  de una actitud crítica frente a la frivolidad y el materialismo de la sociedad europea de principios del siglo XX, lo que se tradujo en algunos de sus representantes en una abierta inquietud espiritual, y en el deseo de volver a las raíces de la experiencia religiosa, y cristiana, como una posibilidad humanizadora en medio del caos de las sociedades modernas. 

Así se expresa, por ejemplo, uno de sus poetas:

Dios mío, te busco. Mira cómo me arrodillo ante tu umbral
e imploro la entrada. Mira, estoy extraviado, mil caminos 
me arrastran a lo ignoto, y ninguno me lleva al hogar. Deja
que me refugie en tu jardín, para que en la tranquilidad del
mediodía reencuentre mi vida dispersada.

Ernst Stadler, 1914

Pentecostés
Los cuadros de Nolde son inconfundibles: grandes trazos llenos de fuerza, colores vivos, que se desbordan en torrente, y que evocan el mundo de las sensaciones primeras, rostros alelados que simulan mascaras, dibujados con una simplicidad casi infantil.

Los personajes casi siempre ocupan todo el campo visible del cuadro, se aprietan unos con otros, y apenas hay referencias al paisaje. De su interior emergen emociones puras, dolor, angustia, alegría, perplejidad,… Todo contribuye a acentuar su expresión.

La vida de Cristo

De su producción religiosa sobresale el retablo dedicado a la vida de Cristo. En el encontramos distintos momentos emblemáticos de la existencia del Hijo de Dios, con su crucifixión en el centro, una imagen sobrecogedora que expresa, a mi modo de ver, la experiencia humana de la angustia, y del sufrimiento, que soportó Jesús de Nazaret en la cruz.

La vida de Cristo


Viéndolo me digo: vuelve Jesús, vuelve, una y otra vez, a la paleta de los pintores,… ¿Qué revelas al hombre y la mujer de hoy, y de siempre, sobre el misterio de la condición humana? ¿Qué busca en ti un pintor expresionista como Nolde?

A pesar de lo que afirmen algunos, Jesús de Nazaret sigue presente en el corazón de  occidente, desconocerlo es arriesgarse a no comprender nuestro imaginario cultural, de allí la importancia de una asignatura escolar como Religión que da cuenta del hecho cristiano en diálogo con la historia y la cultura.

Última Cena

El Pecador

La vida de Cristo

La conversión de Santa María Egipciaca

Jesús entre los niños

El profeta


Para los que buscan profundizar en la relación entre arte y religión, pueden consultar: ¿Para qué sirve el arte? El arte como revelación.



lunes, 18 de junio de 2012

When God ran: Versión animada de la parábola del Hijo Pródigo




Un hermosa canción animada que recrea la experiencia de la misericordia de Dios que nos mostró Jesús a través de la parábola del Hijo Pródigo (Lc. 15, 11-32)

Y aunque está en Inglés, el mensaje nos alcanza a todos, basta ver las imágenes para comprender que el amor misericordioso del Padre sale en busca del hijo extraviado, y corre tras él para alcanzarle y recibirle en casa.

Dios es amor.

En está parábola Jesús nos muestra una concepción de Dios totalmente desconcertante. Objetivamente hablando este hijo no merecía el perdón, sino el castigo. Pero las entrañas del Padre son misericordia, y esa misericordia ha vencido el juicio. 

Este es el rostro del Dios verdadero que se nos ha revelado en la persona de Jesucristo, y que supera la lógica de la justicia humana.

Abramos nuestros corazones al amor del Señor, él corre a nuestro encuentro para manifestarnos su amistad y curarnos.

La bondad de Dios tiene el poder de transformar nuestras vidas. Amén.



Filosofía para principiantes: una introducción con buen humor



La filosofía, y los filósofos, suelen presentarse ante el profano como un asunto tremendamente serio, que demanda casi siempre el ceño fruncido y el gesto concentrado del que se ejercita en estos menesteres, indicativo de los misterios que parecen esperar a quienes osan penetrar en el laberinto de los pensamientos.

En oposición a esta imagen estereotipada, la presente obra, Filosofía para principiantes, nos invita a tutearnos con simpatía y buen humor con los oficiantes de esta disciplina, ayudados por la magia del dibujo y la sencillez de un lenguaje cercano a la experiencia, lo que no desmerece de la profundidad de los temas tratados, que siguen siendo, ¡quién lo duda!, completamente serios.

La obra abarca el devenir histórico de la filosofía desde sus primeros balbuceos con los pre-socráticos hasta las exquisiteses contemporáneas de la filosofía del lenguaje y la teoría crítica. Además, pedagógicamente, nos va introduciendo en el uso del lenguaje específico de esta ciencia, una de las principales dificultades que suelen encontrar los estudiantes primerizos.

Al estudiar filosofía lo más importante, a mi juicio, no es tanto reproducir de memoria lo que han dicho y pensado otros, sino entrenarse en el ejercicio práctico del filosofar, donde conocimiento y experiencia se toman de la mano, y se aprende el arte de hacerse determinadas preguntas, y el arte de buscar determinadas respuestas.

De esa actitud curiosa e indagativa ha nacido todo el edificio de la ciencia, ella ha estado en el origen de la reflexión moral, el estudio de la política y de la sociedad, la búsqueda de la razón de ser del arte y del sentido de la vida misma, todo lo cual reafirma la gran dignidad del sujeto pensante: la persona humana.

Dedico esta entrada a mis alumnos y alumnas del bachillerato, filósofos nóveles que van dando sus primeros pasos en el estudio de esta disciplina ¡Va por ellos! #VivaLaFilosofía

Filosofía para principiantes 1: Descargar

Filosofía para principiantes 2: Descargar


domingo, 17 de junio de 2012

Vivir es compartir: Viaje a Cataluña-Valencia,... ¡Lo logramos!




Tal y como informamos en otra entrada, Viaje a Cataluña-Valencia: observaciones..., en abril de este año el profesorado de Religión de la zona de Granadilla de Abona (sur de Tenerife) realizamos un viaje cultural a las comunidades de Cataluña y Valencia. Del mare-mágnum de fotos que fueron cayeron en mi ordenador he hecho este sencillo vídeo de recuerdo.

Frente a las imágenes que danzan al compás de la canción Payphone, Maroon 5, dos sentimientos se entremezclan:

a. Vivir es compartir: Más allá del corre-corre del camino, lo importante es saber convivir con los demás. Nadie dijo que sea fácil, pero se aprende en la práctica misma de la convivencia que impone el viaje,...sujetarse a unas normas comunes, descentrarse de los propios intereses, estar abierto al diálogo, ser paciente,...y luego, ¡claro que sí!, disfrutar juntos,... porque vivir es compartir, y el que se entrega, siempre gana.

b. ¡Lo logramos!: En medio de los problemas económicos y sociales que atraviesa España, atreverse a organizar un viaje con los alumnos y alumnas puede parecer un poco osado. Sin embargo, a pesar de las dificultades, ¡lo logramos!, con creatividad, con empeño, apoyándonos mutuamente, siendo solidarios los unos con los otros, con una actitud cooperativa que vence la sombra de los individualismos, y nos hace sentir que , que es posible lograr nuestros sueños si trabajamos juntos, somos generosos, y ponemos el corazón en lo que hacemos.

¡Qué esta experiencia de logro nos sirva a todos de referencia para que tengamos siempre una actitud emprendedora y pro-activa ante las dificultades de la vida!

Dedico este vídeo a los queridos alumnos y alumnas de 4º ESO del IES Magallanes ¡Qué al concluir esta etapa de su vida académica la bendición de Dios les anime y acompañe siempre! Amén.


¿Quieres orar?: 6 consejos de San Benito de Nursia


Dedico esta entrada a mis hermanos, 
los monjes benedictinos de San José de Güigüe
(Venezuela), especialmente al P. Beda Hornung


Releyendo esta tarde la Santa Regla, escrita por Benito de Nursia (480-547), fundador de los monjes de occidente, un documento cristiano que rebosa sabiduría y unción, he encontrado, aquí y allá, una serie de avisos sobre la práctica de la oración personal.

San Benito es un hombre práctico, no teoriza ni escribe tratados de teología espiritual, sencillamente transmite la enseñanza tradicional del monacato, y, sobre todo, lo que él mismo ha vivido en su experiencia como orante.

Así pues, si quieres orar, toma nota de estos sencillos consejos del padre Abad San Benito:

1. La presencia de Dios:
"Saber de cierto que, en todo lugar, Dios lo está mirando" (RB Cap. 4)
Hacer un acto de fe en la presencia de Dios, bajo cuya mirada llena de amor transcurre nuestra vida. San Benito nos exhorta a que consideremos que estamos siempre ante la amable faz del Señor. Él nos escucha y nos ve, conoce nuestros íntimos pensamientos, su cercanía es consuelo, paz y fortaleza para el discípulo. Esta memoria Dei, que debería acompañarnos a lo largo de la jornada, hemos de intensificarla a la hora de iniciar el diálogo con el Señor.

2. La reverencia: 
"..., levántense todos inmediatamente de sus asientos en honor y reverencia de la Santa Trinidad" (RB Cap 9)
La reverencia alude a la actitud de adoración y de alabanza que ofrecemos a Dios, un reconocimiento de su divinidad, de su grandeza y amor infinitos. Es rendirse ante el Señorío de Jesús, en un gesto de obediencia y fe, sabiendo que él es el dueño de nuestras vidas, y nosotros somos sus servidores.

3. La atención del corazón
"Y si alguno en otra ocasión quiere orar por su cuenta con más recogimiento, que entre sencillamente y ore, pero no en alta voz sino con lágrimas y con el corazón atento" (RB Cap. 52)
La fuente de donde brota la plegaria es el corazón, por eso se nos invita a volver la mirada hacia dentro, entrar en el aposento interior, y seguir la inspiración del Espíritu Santo, que no cesa de interceder por nosotros, y de gemir: Abba, Padre. De allí también la necesidad de aprender a escuchar, de experimentar el silencio, creando un clima propicio para que brote la gracia de la oración pura.

4. Que la mente concuerde con la voz
"...asistamos a la salmodia de tal modo que nuestra mente concuerde con nuestra voz" (RB Cap. 19)
Un sabio consejo, saber lo que decimos cuando rezamos, y cómo lo decimos, y quién lo dice, y, sobre todo, a quién se lo decimos. Aquí no vale rezar de carrerillas, sino considerar con la mente y el corazón lo que pronuncian los labios.

5. Ponerse en el lugar del pobre
"Si cuando queremos sugerir algo a hombres poderosos no osamos hacerlo sino con humildad y reverencia, con cuánta mayor razón se ha de suplicar al Señor Dios de todas las cosas con toda humildad y pura devoción" (RB Cap. 20)
San Benito nos enseña a ponernos delante de Dios "en el lugar del pobre", una actitud de humildad y de reconocimiento de nuestra pobreza delante del dador de todos los bienes, en consonancia con la conocida parábola de Jesús de la oración del publicano (Lc. 18, 9-14)

6. Orar frecuentemente
"Darse frecuentemente a la oración" (RB Cap. 4)
La Regla nos invita a orar con frecuencia, una plegaria que debe ser breve y pura, pues no somos escuchados por hablar mucho sino por la devoción y la humildad del corazón. Intercalar pequeños momentos de oración en medio de la jornada, para mantener la atención, y avivar el deseo de Dios.


sábado, 16 de junio de 2012

Jesus, Dulcis Memoria: El nombre de Jesús es la llave


Bernardo de Claraval (1090-1153), en su conocida obra Sermones sobre el Cantar de los Cantares, nos ha legado una de las páginas más bellas de la teología espiritual cristiana sobre el santísimo nombre de Jesús: "Jesús es miel en la boca, melodía en el oído, júbilo en el corazón. Pero es también medicina" (Serm. 15, 6).

Precisamente, el himno medieval Jesus, dulcis memoria del presente vídeo se inspira en la experiencia del sabio cisterciense, la cual hunde sus raíces en la Palabra de Dios: la veneración al santo nombre de Jesús, salvación y gracia para todo corazón que lo invoque con fe y amor.

Las imágenes del vídeo se corresponden en su mayoría a la representación pictórica de Jesucristo en la Edad Media, y en la tradición de las iglesias orientales.

Una larga tradición eclesial, nacida ya en las primeras comunidades del Nuevo Testamento, atestigua que el nombre de Jesús es vivido por los creyentes como luz para el caminante; alimento que nutre y que da vida; consuelo para los cargados y agobiados.

El nombre de Jesús es alegría para el triste, esperanza para el que sufre, victoria en el combate, fuerza para el cansado, bálsamo que cura la heridas, y protege cual escudo ante los ataques del mal.

Por el nombre de Jesús se anuncia la Buena Noticia, por él se recibe la misericordia, el perdón de los pecados, y se nace a la vida nueva

En el nombre de Jesús se reúne la asamblea de los hermanos y hermanas para dar culto a Dios en espíritu y verdad.

En el nombre de Jesús elevamos nuestras oraciones al Padre, confiados en la promesa de que cuánto pidamos nos será dado.

El nombre de Jesús es la llave misma que abre el cofre de los tesoros del Padre.

Por él recibimos el don de los dones: el Espíritu Santo.

Por él practicamos el mandamiento nuevo del amor, y se inflama el fuego de la caridad fraterna

Por él han dado su sangre los mártires.

A continuación la letra del himno Jesus, dulcis memoria en su original en latín, y su traducción en español

Jesus, dulcis memoria

Jesu, dulcis memoria,
dans vera cordis gaudia:
sed super mel et omnia
ejus dulcis praesentia.

Nil canitur suavius,
nil auditur jucundius,
nil cogitatur dulcius,
quam Jesus Dei Filius.

Jesu, spes paenitentibus,
quam pius es petentibus!
quam bonus te quaerentibus!
sed quid invenientibus?

Nec lingua valet dicere,
nec littera exprimere:
expertus potest credere,
quid sit Jesum diligere.

Sis, Jesu, nostrum gaudium,
qui es futurum praemium:
sit nostra in te gloria,
per cuncta semper saecula.
Amen.

Jesús, dulce recuerdo

Oh Jesús de dulcísima memoria,
Que nos das la alegría verdadera:
Más dulce que la miel y toda cosa
Es para nuestras almas tu presencia.

Nada tan suave para ser cantado,
Nada tan grato para ser oído,
Nada tan dulce para ser pensado
Como Jesús, el Hijo del Altísimo.

Tú que eres esperanza del que sufre,
Tú que eres tierno con el que te ruega,
Tú que eres bueno con el que te busca:
¿Qué no serás con el que al fin te encuentra?

No hay lengua que en verdad pueda decirlo
Ni letra que en verdad pueda expresarlo:
Tan sólo quien su amor experimenta
Es capaz de saber lo que es amarlo.

Sé nuestro regocijo de este día,
Tú que serás nuestro futuro premio,
Y haz que sólo se cifre nuestra gloria
En la tuya sin límite y sin tiempo. Amén

"En verdad, en verdad os digo: lo que pidáis al Padre os lo dará en mi nombre.
Hasta ahora nada le habéis pedido en mi nombre. Pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea colmado" (Jun. 16, 23-24). 

miércoles, 13 de junio de 2012

Carta abierta a Benedicto XVI de una periodista venezolana

Santo Padre hoy le escribo una carta abierta, en mi columna semanal, porque quiero aprovechar mi profesión de periodista venezolana para decirle algunas cosas que normalmente nadie le dice a través de los medios de comunicación.  Esto lo hago luego de haber leído algunas noticias y reportajes (sobre todo en medios europeos) que especulan con la triste situación que usted ha vivido con el robo y publicación de algunos documentos privados.  Me parece importante que desde este lado del continente expresemos nuestro punto de vista ante tanto sensacionalismo europeo.

Primero que nada quiero explicar a todos algo muy sencillo.  Algunos periodistas, y otros no periodistas, señalan repetidamente que el Papa está solo.  Yo le pregunto a esas personas que dicen eso: ¿es que acaso ustedes no saben que quien está con Dios, nunca está solo? Pero además les pregunto: ¿Cómo van a decir que el Papa está solo cuando solamente hace una semana, en el Encuentro Mundial de Familias en Milán, el Papa celebró una misa con un millón de personas?  Y les repito lo que dijo el Cardenal Angelo Scola, en esa misma ciudad, a los periodistas: "Resígnense, la gente ama al Papa".

Quiero que sepa Santo Padre, porque sé que esto le alegrará mucho, que nuestra Santa Iglesia Católica Venezolana está viviendo momentos únicos donde, dentro de una gran crisis política y social, el venezolano se ha acercado mucho a Dios y a nuestra Iglesia.   Nuestra fuerza para seguir adelante, en "este valle de lágrimas", se alimenta en primer lugar de Jesucristo Nuestro Señor; luego en la Santísima Virgen en sus distintas advocaciones comenzando por nuestra patrona la Virgen de Coromoto.  Y también nuestra esperanza se fortalece día a día con los testimonios ejemplares de todos nuestros obispos (empezando por nuestro Cardenal), de miles de sacerdotes, religioso/as y laicos entregados cien por ciento a ayudar a nuestro prójimo y a difundir el evangelio en todos los rincones de Venezuela.

También quiero que sepa Santo Padre que nuestra esperanza y fortaleza, por ser ejemplares cristianos, crece cada vez que lo vemos (a su edad) luchando por cumplir la misión que Dios le encomendó cuando usted menos se lo esperaba (y menos quería).  Usted nos está enseñando en carne propia lo que significa "hacer la voluntad de Dios y no la nuestra".   

 Vemos claramente cómo el Espíritu Santo lo está guiando cuando, con su incomparable inteligencia, da muestras de impresionante humildad, paciencia, sabiduría y paz.  Cada mensaje que transmite es como un oasis de teología espiritual que nos enseña clarito el camino a seguir para enamorarnos de Dios; porque usted, más que nadie, sabe muy bien que mientras más almas estén encendidas en el amor a Dios se irradiará una inmensa llama que quemará de Amor, Justicia y Paz todos los rincones de la Tierra.

Ojalá Santo Padre usted pudiera venir algún día a este lugar "lontano", a esta tierra de Gracia maravillosa donde verá miles de lanchitas sencillas con la imagen de la Virgen del Valle y con humildes pescadores que aman a Dios y a su virgencita.  Aquí verá cientos de pueblos y miles de autobuses con imágenes de la Virgen de Coromoto, del Carmen, de la Chinita, etc.  Aquí verá las iglesias abarrotadas de niños, jóvenes y adultos que lo quieren y respetan, y que si viene le pedirán su bendición.  Si viene el día de la procesión de la Divina Pastora podrá sentir, como dijo nuestro nuncio actual,  algo único, que no es nunca lo que uno puede imaginar cuando se lo cuentan.

Mientras algunos periodistas y enemigos de la Iglesia especulan, hablan de complots, guerra sucia, etc.; en el mundo entero (¡y aquí en Venezuela!) millones de católicos seguimos trabajando, muy pegados a Dios y apoyando a nuestro "dulce Cristo en la Tierra" para que nuestra Santa Iglesia Católica viva por los siglos de los siglos y las fuerzas del infierno no prevalezcan sobre ella.

Así que ya sabe Santo Padre, desde este rincón del mundo, usted cuenta con muchos católicos comprometidos, en cuerpo y alma, por nuestra Santa Iglesia, quienes estamos rezando por usted y por todos sus colaboradores.  Le pedimos sus oraciones porque el trabajo que tenemos por delante es inmenso y en esta maravillosa Tierra de Gracia sobran las dificultades.

Lo queremos mucho, gracias por lo que está haciendo por nuestra Iglesia y que Dios le dé mucha salud y fortaleza para tenerlo muchos años más con nosotros.  Esperamos tenerlo pronto en nuestra Amada Venezuela.

MARÍA DENISSE FANIANOS DE CAPRILES |  EL UNIVERSAL 

mariadenissecapriles@gmail.com

@VzlaEntrelineas

lunes, 11 de junio de 2012

ACUÉRDATE, VIRGEN MARIA

Una hermosa canción del grupo Kairoi, basada en la conocida oración mariana "Acordaos, oh piadosísima Virgen María..." y que muchos atribuyen a san Bernardo de Claraval.

Cuando miramos a la Madre de Dios, acueducto de la misericordia, a través de las palabras de este canto, deseamos que su súplica maternal alcance a la humanidad entera: a los que sufren, a los emigrantes, a los parados, a los que están solos, a los que luchan por la justicia.

Ella, la madre solidaria, cercana a las necesidades de sus hijos muy queridos, como hizo en Caná, adelanta para nosotros la hora del Señor.  

Nuestra Señora, a quien todas las generaciones han de proclamar bienaventurada, se ha hecho toda con todos, se ha alegrado con los que se alegran y comparte las lágrimas de los que sufren. Ella nos muestra el camino del amor paciente y servicial, el amor que todo lo excusa, todo lo soporta y espera.

Qué el Espíritu Santo que le cubrió con su sombra e hizo fecunda su virginidad, se derrame también en nosotros, para que, siguiendo el consejo de Maríahagamos lo que él nos dice: "Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo les he amado" (Jn 15, 12)

El Canon de Pachelbel: ¡saber escuchar!


Cuando escucho la conocida pieza musical Canon del músico Pachelbel, se suscitan en mí dos experiencias: el asombro ante la belleza, y el deseo de escuchar lo que esconde el corazón.

En medio de tanta violencia, de la vulgaridad de cierta cultura de masas, esta sencilla melodía tiene la virtud de encaminar mis pasos hacia mi propio centro interior.

Esta música nos eleva porque nos ayuda a humanizarnos, y nos enseña de nuevo la vieja sabiduría de saber escuchar.

Estamos tan saturados de ruidos y palabras que no dicen nada, de voces y sonidos que absorben inmerecidamente nuestra atención, que necesitamos recuperar el sentido del oído: descubrir el milagro del silencio, y hacer consciente lo que oímos.

Toda la tradición judeo-cristiana está marcada por esta invitación a la escucha.

Estar atentos a la voz que nos habla, y sintonizar con la belleza del mundo. 

La hermosura verdadera es expresión de la bondad que subyace en el ser mismo de las cosas.

Todo lo que existe es bello, porque viene de Dios, ¡la hermosura que excede toda hermosura!

Porque vio Dios que las cosas eran buenas,  por eso son bellas, pues participan y reflejan la infinita bondad de Aquel que es origen, guía y meta del universo.

¡Descubre tu presencia,
y máteme tu vista y hermosura:
mira que la dolencia
de amor, que no se cura
sino con la presencia y la figura!

Juan de la Cruz - Cántico Espiritual, estrofa 11

domingo, 10 de junio de 2012

El Buen Samaritano en el arte contemporáneo

He Qi

Adolf  Höelzel
Ann Gantz

William Ramirez Valenzuela
Carlos Augusto Solis

C. Von
Ferdinand Hodler

George Frederic Watts
Aime Morot Lebon

Adrian Wiszniewski

James Murray

Laura Kestly
Paula Modersohn

James Janknegt
Ferdinand Hodler

Jules Pascin
Vicent Van Gogh

Hugo Sandoval

Daniel Bonell
He reunido una pequeña muestra pictórica sobre un tema que está en el corazón mismo de la Buena Noticia cristiana: La parábola del Buen Samaritano (Lc. 10, 25-37).

A la pregunta sobre la identidad de nuestro prójimo, Jesús responde con una singular historia: el relato de un hombre que es asaltado por el camino, y que recibe socorro no de parte de la gente oficialmente religiosa, como cabría esperar, sino de un simple individuo, que, encima, es un samaritano, es decir alguien que no comulga con la fe común de los judíos.  

Paradojas del Evangelio.

La representación artística de la escena ha estado siempre presente en la pintura occidental, quizás porque evoca el gesto humano y universal de la solidaridad, convirtiéndose en uno de los iconos de nuestra cultura de lo que significa practicar el amor a los demás, por encima de nuestros intereses y pre-juicios.

En otras palabras, con esta parábola Jesús nos enseña el secreto de la verdadera religión: la misericordia.

En la pintura contemporánea sobre la parábola nos hemos liberado de los cánones del realismo: libertad del trazo, amplio uso del color, combinación de elementos de distintas épocas, incluida la nuestra, lenguaje simbólico, etc. 

Más allá de la composición de cada cuadro, resalta en casi todos el momento mismo del encuentro entre el samaritano y la víctima, la experiencia humana de descubrir el dolor del otro y de asumir su peso sobre los hombros,...

Cargar encima el dolor de la víctima, aliviarla,...

Arriesgarse a amar, actuar decididamente, y no quedarse a la vera del camino como si tal cosa.

El Buen Samaritano sigue sacudiendo la conciencia de los hombres y mujeres de hoy, quizás por eso, a pesar de la secularización del mundo contemporáneo, lo seguimos representando,...Estas pinturas dan cuenta de ello.